La oración fue escuchada por Dios y protegió a los chetumaleños

Chetumal (Marcrix Noticias)- La Fe en Dios hizo propicio que el huracán Beryl no afectara a Chetumal, ni siquiera con lluvia, pues cientos de Cristianos clamaron a Jehová para pedir protección ante el peligro que se avecinaba el viernes pasado.

El pastor Ivar Aguilar de la Iglesia Cristiana Evangélica “Vino y Aceite”, en su mensaje dominical, subrayó que Dios escuchó el clamor de Fe de los Cristianos chetumaleños y no permitió que ni siquiera la lluvia afectara a Chetumal, tras el paso del huracán Beryl, el pasado 5 de julio por territorio de Quintana Roo.

Indicó que hubo Cristianos que no protegieron sus casas ni negocios, pues solo se limitaron a orar con Fe a Dios y fueron escuchados, ya que el huracán Beryl entró por la zona de Tulum, pero no causó pérdidas humanas, y los pocos afectados están siendo ya ayudados por el gobierno para salir adelante y reconstruir los techos de lámina y huano que se volaron.

Durante su intervención, en su mensaje dominical el pastor evangélico Ivar Aguilar, indicó que hubo esa obediencia a las autoridades y la mayoría de la gente se preparó para lo peor, pero otros hermanos en Cristo, además de preparar sus hogares, también se unieron en oración y lo que parecía un huracán destructor, solamente pasó por Quintana Roo sin causar pérdidas humanas.

Exhortó a la congregación de la Iglesia Vino y Aceite a seguir orando ante Dios por Chetumal, por su paz, su prosperidad y que derrame su amor y protección por todos los que habitan en esta ciudad y en México.

Por editorweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por Visitarnos !!