La ubicación y el destino de Pamela Gallardo aún se desconocen.

‘Madres Buscadoras’ han encontrado 16 restos óseos desde enero en Picacho-Ajusco

CIUDAD de México (Marcrix Noticias).- La búsqueda de Pamela Gallardo, desaparecida desde 2017, reveló a principios de este año un inquietante hallazgo en la carretera Picacho-Ajusco, por el hallazgo de osamentas en alrededores de los kilómetros 12 y 13.

El colectivo “Hasta Encontrarlas CDMX”, liderado por Mary Velázquez, madre de Pamela, entre los kilómetros 12 y 13 de esta vía, ha encontrado 16 restos óseos desde enero, lo que refuerza la sospecha de la existencia de fosas clandestinas en la Ciudad de México.

Osamentas en Picacho-Ajusco

Mary Velázquez y otras activistas, la mañana de este 10 de junio, retomaron la búsqueda en un terreno cercano a la carretera Picacho-Ajusco, en la alcaldía Tlalpan.

Esta zona ha sido, desde hace seis meses, el foco de investigaciones debido a la desaparición de Pamela Gallardo, quien fue vista por última vez el 4 de noviembre de 2017 cerca del lugar.

Los resultados de esta tarea, que ha incluido excavaciones y el análisis de pruebas, han sido entregados a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), y aumentan las sospechas de actividades delictivas en el área.

“Necesitamos hacer cuadrantes porque ‘Pame’ fue desaparecida a kilómetro y medio de esta zona, y tenemos sospechas de que la pudieron traer para acá”, explicó Mary Velázquez.

En las labores de búsqueda en la zona han participado elementos de la Policía de Investigación, binomios caninos, personal de la Fiscalía y la Guardia Nacional.

Este colectivo “Hasta Encontrarlas CDMX”, en colaboración con las autoridades y activistas, continúa trabajando para esclarecer las desapariciones y los restos encontrados en la carretera Picacho-Ajusco.

Sobre Pamela Gallardo

Tras asistir a un evento de música electrónica en el kilómetro 12.5 de la carretera Picacho-Ajusco, Pamela Gallardo desapareció el 4 de noviembre de 2017.

Pamela, —con 23 años en ese momento— asistió al evento con dos amigos y su novio, Jesús. La mañana siguiente, Jesús mintió a la familia de Pamela al decir que se habían atrasado, pero más tarde confesó que se habían enojado y perdido de vista en la zona de autobuses del festival.

La familia de Pamela se ha dedicado desde entonces a una búsqueda incansable, que ha llevado a la formación del colectivo “Hasta Encontrarlas CDMX”. A pesar de los esfuerzos y descubrimientos recientes, la ubicación y el destino de Pamela Gallardo siguen siendo desconocidos.

Por Matos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por Visitarnos !!