Un voraz incendio forestal avanza este jueves en las laderas del volcán de Agua, cercano a la capital de Guatemala, desde donde se observa el humo, sin que se reporten víctimas ni evacuados.

Las autoridades declararon una «alerta naranja» este jueves por el incendio, que arrasa desde el miércoles la vegetación en la parte superior del volcán inactivo de 3.766 metros de altura, situado a unos 30 km al suroeste de Ciudad de Guatemala.

Combaten el siniestro brigadas de bomberos y militares, apoyadas por dos helicópteros y dos avionetas que arrojan agua sobre las llamas.

Ante la emergencia del incendio forestal […] se declara la alerta anaranjada institucional, lo que permite la disposición total de recursos» para combatir el fuego, dijo a periodistas el vocero de la Coordinadora Nacional de Reducción de Desastres Rodolfo García.

Explicó que la alerta también conlleva la habilitación de albergues «en caso de ser necesaria» la evacuación de gente por el incendio, que no ha podido ser controlado, aunque por ahora el fuego está lejos de zonas pobladas.

Hasta el momento se desconoce la causa del siniestro en el municipio indígena de Santa María de Jesús, en la ladera sur del volcán. También se ignora la cantidad de hectáreas quemadas.   

Incendios en Guatemala

Los incendios forestales consumen cada año miles de hectáreas en Guatemala. La temporada de mayor incidencia va de noviembre a junio por la ausencia de lluvias y la mayoría son provocados por actividades humanas como la preparación de suelo para siembras, según las autoridades.

En la actualidad hay 13 incendios forestales activos en diferentes regiones del país. 

El volcán de Agua, uno de los más altos de Guatemala, está a unos 10 km de la ciudad colonial de Antigua, el principal sitio turístico del país. Se alza imponente a 3 mil 766 metros sobre el nivel del mar. Ubicado cerca de la capital, es parte de la icónica silueta del paisaje guatemalteco.

Los indígenas mayas lo llaman Hunahpú y forma parte de un área protegida por su diversidad de flora y fauna. Se desconoce la fecha de su última erupción y algunos científicos lo catalogan como un «volcán durmiente», con posibilidad de reactivarse.

En 1541, luego de varios días de lluvia, un alud de agua y lodo acumulada en su cráter descendió destruyendo la entonces capital colonial de Guatemala, ahora conocida como Ciudad Vieja y situada cerca de Antigua. 

El volcán lleva su nombre a partir de esa tragedia donde murieron unas 600 personas, entre ellas Beatriz de la Cueva, efímera gobernadora de Guatemala y viuda del conquistador español Pedro de Alvarado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por Visitarnos !!