(MARCRIX Noticias).- ¡Es un honor informar que competiré a nombre de Quintana Roo y por México, por primera ocasión en el Mundial Máster ITTF de Tenis de Mesa en Roma del 8 al 14 de julio 2024!

Este es un sueño hecho realidad tanto como jugador como en lo personal, una meta de vida alcanzada desde que comencé mi viaje en este deporte en 1979.

A lo largo de mi carrera, he tenido el privilegio de lograr varios logros además de llegar a ser seleccionado nacional. Aunque mi etapa como jugador fue corta de 1979 a 1988, esos años fueron increíblemente gratificantes, Mérito Deportivo 1984 y 1985 en Yucatán me llevaron a desfilar una vez al lado de los mejores atletas mexicanos en Ciudad de México.

Volver a jugar en 1992 fue un momento de gran satisfacción, y desde entonces, mi vida ha sido una serie de éxitos gracias a la disciplina adquirida en el deporte, la cual he aplicado en mi carrera como periodista deportivo, llevándome más allá de lo que jamás imaginé.

Anteponer el trabajo a lo deportivo fue una necesidad de la cual no me arrepiento.

Agradezco a la vida haberme llevado a ser locutor técnico de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2002 y 2018, Juegos Panamericanos 2011 y Juegos Olímpicos 2004.

Además, tuve la fortuna de ser locutor durante el campeonato de los Leones de Yucatán en 1984, Tigres de Quintana Roo 2013 y 2015; cronista y locutor del Inter Playa del Carmen 2003, Pioneros de Cancún 2014, y Atlante 2007, así como en cuatro Mundiales de Triatlón en 1995, 2001, 2002 y 2016, entre otros eventos que llenan mi corazón de alegría cada día y me hacen seguir avanzando.

También tuve el honor de ser presidente del tenis de mesa de Yucatán y mejor jugador del estado en su momento, además de ser el fundador de la dinastía del tenis de mesa de Quintana Roo, con seis Campeonatos Absolutos en la Olimpiada Nacional Infantil y Juvenil, tres de ellas consecutivas.

Con dos chavales campeones nacionales, universitarios y mundialistas del tenis de mesa mexicano, el legado está en sus manos.

Jugar este Mundial Máster es una prueba de que sí se puede, y que nunca rendirse nos lleva a cumplir nuestras metas de vida. Yo seguiré luchando cada punto,fuera y dentro de la mesa, siempre dando el extra, porque esto no se acaba hasta que se acaba.

DAR es más fácil que recibir, así que a romperla muchachos, el mundo es suyo.

Gracias a la vida por tanto y a todos los que me acompañan en el camino para hacerla posible, soy y seguiré siendo José Guillermo Arce Lara, un aprendiz de la vida. Texto y Fotos: José Pepe Arce / CON TODO deportes y algo más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por Visitarnos !!