«Cualquier ataque sobre Ráfah desembocará en la explosión de las negociaciones para un intercambio de prisioneros», declaró un alto responsable de Hamás

Israel (Marcrix Noticias).- El movimiento islamista palestino Hamás avisó que una próxima incursión militar israelí en la ciudad gazatí de Ráfah, último refugio de cientos de miles de palestinos desplazados por la fuerza en Gaza, implicaría el final automático del proceso de negociación para que las milicias palestinas liberen a las decenas de rehenes que siguen en su poder desde el ataque del 7 de octubre a territorio israelí.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, confirmó la próxima entrada de las fuerzas militares en la ciudad de Ráfah para acabar con «los batallones que quedan de Hamás», así como los preparativos de un plan para que la población civil salga de la ciudad a pesar del consenso internacional de que esta maniobra se trataría de un nuevo desplazamiento forzado y que los palestinos se han quedado sin sitio a dónde ir.

Foto: Israel Asegura Haber Matado a Integrantes de Alto Rango de Hamás en Ráfah

En este contexto, «cualquier ataque sobre Ráfah desembocará en la explosión de las negociaciones para un intercambio de prisioneros», declaró un alto responsable de Hamás bajo condición de anonimato al canal Al Aqsa en comentarios recogidos por el diario israelí Haaretz.

Hamás condiciona la liberación de los rehenes a la de presos palestinos en cárceles israelíes. Un breve intercambio en noviembre acabó frustrado por el retorno a las hostilidades del que ambos bandos se culparon mutuamente.

Hamás acusa a Netanyahu de catástrofe en Gaza

El alto responsable de Hamás acusó al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu de «ahorrarse el precio de este intercambio» a través de la continuación en Ráfah «del exterminio en masa y la catástrofe humanitaria en Gaza» y avisó al primer ministro de que «lo que no han podido conseguir en cuatro meses» desde el comienzo de la guerra, «no lo podrán conseguir nunca por mucho que prolonguen el conflicto».

Poco después, el brazo armado de Hamás, las Brigadas Ezzeldín al Qassam, hicieron saber en un comunicado que al menos dos rehenes han muerto y ocho han resultado heridos como consecuencia de los bombardeos israelíes de «las últimas 96 horas».

«Las condiciones de los prisioneros heridos se ponen más peligrosas ante la imposibilidad de proporcionarles tratamiento adecuado», avisaron las brigadas, quienes aseguraron en su comunicado, publicado en su canal de Telegram, que todos los heridos están estado grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Gracias por Visitarnos !!